Izquierda Unida Extremadura

IU Cáceres

Moción presentada por IU en el Pleno ordinario del 20 de marzo en relación a las Mesas de la verdad

18 marzo 2014 |

El 22M todos y todas a Madrid. La Marcha por la Dignidad es una marcha estatal contra el paro, la precariedad, los recortes y la represión Macha apoyada por ciudadanos/as, trabajadores/as, por colectivos sociales, sindicales y políticos. El objetivo es que diferentes columnas de personas provenientes de todo el territorio estatal inicien entre el 8 y el 10 de marzo una marcha hacia Madrid que desemboque en la capital el próximo 22 de Marzo, con una multitudinaria manifestación, para mostrar el rechazo masivo y contundente del conjunto de la sociedad a las políticas sociales, laborales y económicas que están condenando a la miseria, a la explotación y a la desesperanza a millones de personas, a millones de trabajadores y trabajadoras.

Nos encontramos en una situación de excepcionalidad, en una situación limite que requiere dar una respuesta colectiva, unitaria y masiva de la clase trabajadora, la ciudadanía y los pueblos, a las políticas planificadas por el capital a través de la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea) y ejecutadas de forma sumisa por gobiernos títeres que sin rechistar someten a sus pueblos a penurias y sacrificios, en nombre de los sacrosantos conceptos del mercado y la competitividad. Conceptos que como bien estamos sufriendo en nuestro municipio conllevan sacrificios de los trabajadores/as con la perdida de sus puestos de trabajo o el chantaje de bajadas salariales si quieren conservar su puesto de trabajo.

Millones de trabajadores/as se encuentran sin trabajo, sin ingresos, sin futuro. Cientos de familias han perdido su casa, desalojadas a la fuerza como si de un rebaño se tratara, solo con la intención de satisfacer a los insaciables banqueros sin escrúpulos. Banqueros que como sanguijuelas incrementan sus beneficios a costa de empobrecer aún más a la inmensa mayoría de la población. Jóvenes que han terminado sus estudios o sin estudios que se ven condenados a la dependencia de sus padres o a buscarse la vida en el extranjero como bien hicieran en otros tiempos nuestros padres y abuelos. Mayores que mal subsisten con pensiones que se sitúan por debajo del Salario Mínimo Interprofesional – uno de los mas bajos de Europa- y que con fuertes penuria y a veces con mucha soledad tienen que hacer piruetas para poder llegar a final de mes, mas si tenemos en cuenta, la introducción del copago farmacéutico o la perdida de poder adquisitivo de sus pensiones con respecto al IPC. Dependientes que ven recortadas las ayudas y recursos de forma humillante y sin ningún tipo de escrúpulo. Es decir los derechos a un puesto de trabajo digno, a una vivienda digna, a un reparto equitativo de la riqueza, a una educación gratuita pública y universal, a una sanidad gratuita pública y universal… se convierten en pura referencias en artículos constitucionales y de derechos humanos que no están dispuestos a cumplir.

De ahí, la modificación de la constitución y la introducción del articulo 135 para priorizar el pago de la deuda a los bancos alemanes y francés –principalmente- a costa de seguir sacrificando a los pueblos. Pago de la deuda y políticas de estabilidad presupuestaria que se convierten en una herramienta de control del capital sobre los pueblos al igual que antaño se utilizaran las guerras para el control de los recursos naturales y la riqueza de los países.

Sin olvidar la entrega de nuestros recursos y sectores estratégicos públicos a la iniciativa privada a través de su privatización. Hoy más que nunca necesitamos recuperar sectores estratégicos de la economía como la energía, el transporte, el agua, la sanidad, la educación, los servicios sociales privatizados…

Estamos sufriendo un ataque sin precedentes a la dignidad de las personas y los pueblos. Reformas Laborales que bajan salarios, que dinamitan herramientas fundamentales de los trabajadores/as como son los convenios colectivos y que facilitan el despido a las empresas con indemnizaciones que nos sitúan en la antesala del despido libre; privatizaciones de la sanidad, la enseñanza, la cultura con sus correspondientes subidas del IVA, copagos farmacéuticos y desnaturalización de servicios públicos y de calidad para convertirlos en puro negocio; Reformas de la Administración pública que nos retrotrae a la época franquista , reducción competencias y recursos a los Ayuntamientos y abriendo de par en par la gestión a la iniciativa privada bajo el principio de menos estado y mas mercado; Leyes de Educación como la Ley Wert que definía “la educación como el motor que promueve la competitividad de la economía”, frase lapidaria que convierte y somete a la educación desde una concepción mercantil a las necesidades de los mercados y no a la formación integral de las personas, sin olvidar que es una ley que defiende un modelo educativo elitista y segregadora y potencia la escuela privada; Un código penal que supone un agresión a derechos fundamentales y una ley de Seguridad Ciudadana que criminaliza la protesta , las manifestaciones, reflejando una clara intencionalidad del gobierno de reprimir el cabrero, la indignación de millones de personas que se organizan y protestan en defensa de derechos básicos que fueron conquistados a veces con sangre, sudor y lagrimas y hoy están siendo arrebatados; Un Ley del Aborto insultante, que arremete contra la decisión libre de la mujer y que abre las puertas a la clandestinidad en pleno siglo XXI; Y una corrupción se ha instalado como parte del ADN del gobierno y de un sistema capitalista que no ve mas allá del puro beneficio económicos y que se demuestra incompatible con los derechos humanos mas básicos.

Hay mas que razones para la rebelión, para la movilización, para ocupar Madrid el día 22M, por que esta crisis-estafa esta significando un gigantesco drama humano, mientras para una minoría esta suponiendo una gran oportunidad para seguir enriqueciéndose. Hay están los beneficios obtenidos por la banca o el sector energético

La Marcha por la Dignidad del 22 de marzo pretende agrupar todas las luchas, todas las organizaciones y a las personas que están comprometidas con la lucha contra las políticas neoliberales y con la defensa para el cambio social.

Por todo eso, trasladamos al pleno del Ayuntamiento de Cáceres los siguientes ACUERDOS:

El Ayuntamiento de Cáceres apoya públicamente la Marcha por la Dignidad del 22 de marzo así como todas las movilizaciones.El Ayuntamiento de Cáceres insta al Congreso de los Diputados a modificar el artículo 135 de la Constitución española y la apertura de un nuevo proceso constituyente donde la voz la tenga la ciudadanía y no los servidores oficiales de la troika ni los mercados.Dar traslado de los acuerdos a:

Al presidente del gobierno.A los grupos parlamentarios del Congreso de los diputados.