Izquierda Unida Extremadura

IU Cáceres

Peatonización calle San Pedro de Alcántara

04 junio 2014 |

La peatonalización de la calle San Pedro de Alcántara tiene un importe de 650.000 euros.

Mientras se retrasan aperturas y se adelantan cierres de piscinas municipales, justificando tales medidas en ajustes presupuestarios, y no se adecuan las calles para que puedan ser accesibles a personas con movilidad reducida, o no se invierte en las conexiones del Residencial Universidad, por citar sólo un par de ejemplos, se intentan acometer obras cuya justificación es, al menos, más que dudosa.

Surgen varias dudas con respecto a esas obras de peatonalización:

- ¿En base a qué estudios económicos, en cuanto a revalorización de la actividad comercial se refiere, se acomete semejante inversión?

- ¿Es esa zona comercial de Cáceres la que necesita esa inversión?

- ¿Se han dado cuenta que en la C / San Pedro de Alcántara existen garajes que provocarán un tráfico continuado de los usuarios de los mismos, que hagan que la misma se convierte en semi-peatonal o en una calle cuasi privada de mantenimiento público?

- ¿No resulta peligroso condenar la única vía de comunicación rodada entre la avenida Virgen de Guadalupe y Cánovas?

- ¿Se han dado cuenta que el presupuesto de la obra es superior a los 200 €/m2 cuando el coste de referencia, según el Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura para obras de urbanización para el año 2012, no llega a los 70 €/m2?

Junto a esta peatonalización nos encontramos la construcción y explotación de un parking público en la Avenida general Primo de Rivera, una de las vías más transitadas de nuestra ciudad.

El Ayuntamiento desconoce si se cortará total o parcialmente la vía, pues lo deja en manos de la empresa y su plan de obras.

En resumen, el Partido Popular no tiene modelo de desarrollo de la ciudad, ésta se deja en manos de los intereses particulares de las empresas, y la falta planificación pone en peligro de aislamiento a una de las zonas céntricas de nuestra ciudad. Una vez más se priorizan los intereses de unos pocos sobre el de la mayoría de los ciudadanos.