Izquierda Unida Extremadura

LA NUEVA PRESIDENCIA DE IZQUIERDA UNIDA EXTREMADURA CELEBRA SU PRIMERA REUNIÓN EN MÉRIDA

La presidencia está compuesta por 18 miembros que tienen responsabilidad en diversas áreas de trabajo.

17 marzo 2016 | Publicado : 21:11 (15/04/2016) | Actualizado: 13:52 (20/04/2016)

La Presidencia de Izquierda Unida Extremadura se ha reunido la tarde de este jueves en Mérida para ejecutar las líneas de trabajo aprobadas en la pasada Asamblea Regional de 31 de enero. En la Presidencia, órgano de dirección ejecutiva de Izquierda Unida Extremadura, están presentes 18 miembros de la formación que ostentan la coordinación sobre diversas áreas de trabajo que van a protagonizar las tareas de movilización social y acción política en los próximos 4 años.

Entre los diversos asuntos tratados en la Presidencia, se han abordado la situación interna de la organización, tratando de dilucidar cuáles son los principales retos de la formación. En este sentido, Joaquín Macías, ha asegurado que se está en un momento complejo al que nos enfrentaremos con ilusión y ganas de trabajar. La principal estrategia es fortalecer la organización para buscar grupos de trabajo y colaboración más allá de huir de personalismos.

También se ha tratado la difícil situación económica que atraviesa la formación, estudiando diversas líneas de actuación para enderezarla con responsabilidad social y económica.

Situación Política de Extremadura

La situación política de Extremadura ha centrado gran parte de la reunión política. En primer lugar, como ha explicado Joaquín Macías, el presupuesto de Extremadura ha sido banco de pruebas de la gran coalición, con una dejación de funciones por parte de Podemos, que ha renunciado a escorar a la izquierda la política económica y el presupuesto al gobierno socialista.
Además, se ha tratado la posición política de Izquierda Unida Extremadura ante la Comisión de Investigación sobre Acorex y Caja Rural. En este sentido, se ha censurado la táctica política del PP y PSOE que han pactado para la no comparecencia de Guillermo Fernández Vara y José Antonio Monago, así como el olvido por parte de todos los partidos políticos de la presencia del expresidente de Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Igualmente, se ha producido duras críticas a la falta de transparencia de la comisión, ya que todas las comparecencias son secretas. En definitiva, para Izquierda Unida esta comisión es una pantomima.
También se han abordado los graves incumplimientos que la Junta de Extremadura está realizando en los pagos de la Renta Básica, en la que el Partido Socialista está saltándose a la torera sus compromisos electorales y dejando en la estacada a cientos de extremeños en situación de exclusión.
Por último se ha abordado la situación electoral, con Izquierda Unida preparándose para una Asamblea Federal, y con las posibilidades reales de generar espacios de confluencia con fuerzas a la izquierda del PSOE para próximas elecciones tanto nacionales como regionales.