Izquierda Unida Extremadura

PALOMA LÓPEZ REIVINDICA EL CAMBIO DE LA POLÍTICA AGRARIA COMÚN QUE PASE DE SUBVENCIONAR A LOS GRANDES A POTENCIAR EL EMPLEO AGRARIO

Paloma López, Eurodiputada de Izquierda Unida, ha mantenido un encuentro esta mañana en Mérida con Julián Carretero, Secretario General de Comisiones Obreras, acompañados de Joaquín Macías, coordinador General de Izquierda Unida Extremadura

18 mayo 2016 |

En la reunión, entre diferentes aspectos, se han tratado asuntos concernientes a la Política de Desarrollo Rural y Empleo, tratando de consensuar demandas extremeñas que poder presentar al Parlamento Europeo.

La primera de ellas es que exista un cambio real en la Política Agraria Común, que en la actualidad, beneficia, sobre todo, a los grandes terratenientes, en vez de a los trabajadores del campo y a la economía productiva real. Por ello, como han resaltado en la rueda de prensa posterior, resulta fundamental este cambio efectivo que incida directamente en el empleo rural. Sin ello, resulta imposible, en palabras de ambas organizaciones, conseguir un verdadero desarrollo rural y, por ende, la fijación de población al territorio, especialmente, ligados a jóvenes y mujeres.

Otro aspecto que se ha tratado en la reunión ha sido el de las Energías Renovables, un sector en el que Paloma López es la Ponente del informe sobre esta materia en el Parlamento Europeo. Según ha destacado López, el objetivo es que en el año 2050 toda la energía que se consuma en Europa sea 100% renovable, aunque ha destacado que países como España incumplirán sus compromisos para el año 2020, debido a las políticas económicas del PP como el impuesto al autoconsumo eléctrico derivado de la energía solar.

Precisamente, las Energías Renovables, son para la eurodiputada, un especial nicho de empleo. Por ejemplo, en Extremadura, un mercado tan importante como el de la Biomasa, es fundamental en el Desarrollo Rural, dado que redundará directamente en la política forestal que evite incendios forestales además de abundar directamente en un consumo responsable de energías, ofreciendo de esta manera un desarrollo más justo, soberano y sostenible. Además, se generará un empleo de calidad.